El comedor social de Bonavista multiplica por tres las comidas con familias necesitadas.

El Comedor social de Bonavista multiplica por tres el dinero que ofrece a familias necesitadas en tan solo cinco meses.

Han pasado de los 40 comidas diarias que distribuían desde el local del número 41 de la calle Once del barrio, cuando abrieron puertas o en octubre, a las 141 personas que atienden actualmente.

La responsable del servicio, que promueve la Asociación Juventud y Vida, Encarna Quílez, ha explicado en Tarragona Radio que ya han tocado techo.

Muchas de las personas a las que ofrecen comidas son niños, que se lo llevan a casa para poder comer después en la escuela.

Quílez dice que la situación de pobreza se ha agravado, y constata un repunte considerable de la demanda, no sólo en Bonavista, también en Torreforta y Campclar. También tienen pedida de la Canonja.

Los fines de semana, que no tienen el servicio abierto, hacen bolsas preparadas para que los usuarios se las puedan llevar para comer a lo largo del fin de semana.

A pesar de todo dice que reciben muchas ayudas y alaba también la labor de los voluntarios que colaboran en el proyecto de forma desinteresada.

Dice que cualquier ayuda es bienvenida, y ha facilitado el teléfono del comedor para aquellos que quieran colaborar: 977 54 26 37.

El comedor cuenta con el apoyo del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Tarragona, que deriva los usuarios.

También colaboran el Banco de Alimentos de Reus y la Unión Europea así como un importante grupo de voluntarios.

Noticia original en Tarragona Ràdio